Saltar al contenido

¿Cada cuánto tiempo cambia la talla de zapato un bebé o niño?

31 agosto, 2021
Tallas Niños

A medida que los niños van creciendo, sus cuerpos van experimentando diferentes cambios físicos, hormonales y mentales. 

Se vuelven más robustos y su talla corporal va en aumento. Se van desarrollando hasta cierta edad cuando se detiene el mismo.

Los bebés son tiernos, las personas se enternecen a tal punto que juegan con sus piecitos. Éstos van creciendo muy rápidamente y van cambiando de talla de calzado.

Crecimiento del pie de un niño

El crecimiento de los pies de los niños no es constante, aunque crecen rápido. Cada vez que crece el pie, la talla es 6 milímetros mayor a la anterior, manteniéndose este crecimiento hasta los 16 años aproximadamente.

Desde el nacimiento hasta aproximadamente los 15 meses, el pie del bebé crece medio número, es decir, 3 milímetros cada dos meses.

Luego, hasta los 2 años de vida, crece medio número cada tres meses. De los 2 años y hasta los 3 años, medio número cada 3 o 4 meses.

El niño en sus primeros meses de vida todavía no ha aprendido a expresarse con palabras, por lo tanto, es muy importante estar pendiente de este crecimiento para cambiar la talla del zapato y que no le haga daño al niño.

El calzado del niño debe ser el adecuado, cómodo y debe tener espacio dentro para poder seguir creciendo sin dificultades.

Es por esa razón que debes cambiar el calzado periódicamente y evitar que le quede pequeño e incómodo, ya que eso afectará al crecimiento del mismo.

Cambios en los pies de los niños

Los pies soportan de dos a tres veces el peso del cuerpo mientras estás caminando. Este movimiento va generando cambios en los pies que son normales a medida que el niño va creciendo.

Sin embargo, el uso del calzado tendrá influencia en estos cambios. Por ejemplo, si el niño camina descalzo muy frecuentemente, el pie se ensanchará y aplanará un poco, sin llegar a ser un pie plano.

El calzado que no es de su talla, puede generar malformaciones en el pie y retrasar su crecimiento.

Es por esa razón que la importancia de un calzado cómodo y ligero para los pies de los niños. Se recomienda que el calzado tenga un centímetro de sobra dentro del mismo para que el pie tenga espacio mientras está en movimiento.

Por otro lado, si el niño tiene el pie plano de forma patológica, es decir, ya nació así, debe usar un calzado especial para pies planos.

El calzado ortopédico es sugerido por un traumatólogo cuando el niño tiene problemas en sus pies que le generan dolor, tanto en los pies como en las piernas al caminar mal.

Con los zapatos ortopédicos se busca la corrección del defecto para evitar estas dolencias en el futuro.

Por esta razón, a los niños se les debe dejar andar descalzos un tiempo, usar el calzado adecuado para hacer deportes, que tengan buena amortiguación en las carreras, saltos, etc.

El pie del niño va a ir creciendo a medida que crece el niño, así que no es de preocupación si piensas que tu niño tiene los dedos del pie muy cortos, o el pie pequeño.

Hay que estar atentos a la buena alimentación del niño para que se desarrolle sin contratiempos y crezca de forma saludable.

Diferencias entre zapatos para niños y niñas

Los zapatos para niños y niñas son muy variados en diseño, colores y formas. Puedes conseguir calzados infantiles que son específicos para niñas, como merceditas o ballerinas, y zapatos para niños como las botas náuticas.

Igualmente, puedes conseguir calzados infantiles unisex, que tanto niños como niñas pueden usarlos. La forma no afecta el pie del niño.

Recuerda que puedes consultar la tabla de equivalencias de tallas de niños.

La diferencia radica más que todo en los colores y diseños. Sin embargo, los zapatos para niños, por lo general, son un poquito más anchos que los de niñas.

Estéticamente, los colores usados para calzados de niñas son mucho más llamativos que los de niños, aunque encuentras zapatos para niños con diseños de héroes que pueden llamar la atención.

Actualmente, las suelas de algunos zapatos infantiles tienen luces que llaman la atención al caminar, y estos modelos los encuentras tanto para niñas como para niños.

Cómo escoger el calzado adecuado para tu niño

Para elegir el calzado adecuado para tu niño, tienes algunas opciones con las que puedes averiguar la talla exacta de tu niño.

Una de estas opciones es sacar la plantilla del zapato y parar al niño sobre ella, así estarás seguro de que es el zapato adecuado. La plantilla debe exceder un centímetro el tamaño del pie del niño.

Debe ser de pie, ya que, al estar en esta posición, el pie se ensancha igual que al caminar. 

En el caso de que el zapato no tenga una plantilla extraíble, otra de las opciones que puedes utilizar es dibujar el contorno del pie del niño e introducirlo dentro del zapato para verificar el tamaño.

El niño se coloca de pie sobre una hoja blanca, dibujas el contorno del pie y luego lo recortas. Debes dibujar ambos pies, ya que éstos crecen diferente, es mínima la diferencia, pero es mejor asegurarse con ambos pies.

Muchos padres acostumbran utilizar otras maneras de averiguar si el calzado infantil le quedará bien a su hijo.

Algunos acostumbran colocar el dedo índice entre el contrafuerte y el talón del niño, de esta manera saben si es la talla adecuada.

Es una costumbre de los padres, pero no es exactamente efectiva, el contrafuerte debe sostener bien el tobillo del niño, así que algunas veces puede funcionar, otras no.

Otra forma tradicional de averiguar la talla del zapato del niño es colocarle el zapato al niño y presionar la puntera del zapato para ver si hay algún espacio en ella. En caso contrario, el zapato quedará muy justo y, por lo tanto, no es el adecuado.

Esta última forma es la más tradicional para los padres, lo aprendieron de sus padres y éstos de los suyos.

Cuando el niño es más grandecito, se le puede preguntar si siente cómodo el calzado y se vuelve más sencillo elegir los zapatos infantiles.